Recién leí que el adiós más triste es aquel que nunca se dijo, aquel que nunca se explicó un por qué… Y empiezo a darle la razón a esa frase…

Fue suficiente una llamada antes de un viaje (aparentemente normal), como para saber que nuestra historia terminaría en ese momento, aunque en realidad, para mí sería el inicio de una de las historias más largas de mi vida.

Encontramos tantas circunstancias comunes que unían nuestras vidas, y aún no logro encontrar una que nos haya podido separar. Todo fue tan mágico, desde cómo llegaste hasta como aparentemente  te fuiste… tantas ilusiones, tantos detalles, tanto tiempo compartido en tan solo un mes, increíble verdad??

Permanecí a la espera de una llamada prometida a tu regreso, sin embargo pasaron dos, tres días, meses, para darme cuenta que no volverías a llamar.  Han pasado un poco más de seis años, y aún me pregunto por qué no llamaste?

Esas dudas, ilusiones y sentimientos de un corazón adolescente, se congelaron con tu partida, y aunque intenté darme nuevas oportunidades siempre terminaron en lo mismo… No estaba enamorada… porque seguía pensando en tí…

A veces creo que más que la ilusión que pueda existir, es la incertidumbre de no saber que pasó?? Por qué no hubo un adiós? Esa historia fue real?? Aprendí que la realidad depende del observador… entonces no sé qué fue para tí…

Sabes, ahora he intentado dejar esos recuerdos atrás, y creo ha sido peor, porque  sin recuerdos el sentimiento se me hace presente. No por lo que pudo ser, ni por lo que hubo en su tiempo, sino por quien eres y por la felicidad que me das  ahora, tan solo con tu presencia.

Sé que en algún momento llegará la persona indicada con quien decida darme otra oportunidad y ojalá entonces me pueda volver a enamorar… Mientras tanto GRACIAS por la ilusión, alegrías y tristezas que han alimentado mi corazón por tanto tiempo, GRACIAS por haber llegado a mi vida en el momento más oportuno, GRACIAS en sí… por haber sido uno de los mejores regalos de cumpleaños que Dios me haya podido dar aunque sólo haya sido por un mes… y GRACIAS al destino porque de una u otra manera te ha vuelto a poner cerca de mi…